Si no eres responsive estas perdido

Si no eres responsive estas perdido

El porcentaje de visitas a páginas web que se realizan desde dispositivos móviles aumenta exponencialmente, día a día, desde los últimos años. Por este motivo, el 2018 marcará un antes y un después, ya que será “obligatorio” que nuestra web sea responsive.

Responsive si o si

En España más de 20 millones de usuarios se conectan a Internet diariamente, y el tiempo destinado a la navegación ya es superior desde el dispositivo móvil al del ordenador. Surge por tanto la necesidad de que los contenidos web se adapten a los diferentes tamaños de pantalla. Pero, ¿qué supone esto exactamente?

Responsive Design es una técnica que permite que el contenido de nuestra web se presente de forma óptima en dispositivos de cualquier tamaño.

Como hemos mencionado al principio, más del 84% de las búsquedas en Internet se realiza desde Google y más del 25% de esas búsquedas en Google se lleva a cabo desde un móvil. Por lo tanto, parece acertado aventurar que las empresas que deseen estar por delante de la competencia y ganar tráfico web deben tener un site funcional. Una página web orientada al usuario multipantalla y móvil.

A pesar de esta tendencia –que no moda–, muchos sitios web presentan problemas de navegación en móviles. Obviando así las numerosas ventajas que aporta el responsive web design:

Ganar puntos ante los motores de búsqueda

Google, el mayor buscador del mundo, recomienda los sitios responsive optimizados para móviles. Además, los recompensa priorizando su aparición en los primeros puestos de una búsqueda orgánica. Y es más, ha anunciado que avisará en caso de que una web no con cumpla con las reglas básicas de optimización.

Favorecer el SEO

Unificar los canales de información en una única web, en una única URL, es clave para evitar errores y contenido duplicado y conseguir mejores resultados en posicionamiento SEO. ¿Quién da más?

La importancia de la experiencia del usuario

El éxito en el entorno virtual pasa necesariamente por generar confianza y emociones positivas entre los usuarios y consumidores. Como se suele decir en el mundo empresarial, no hay mejor publicidad que un cliente satisfecho. Presenta un 99% de probabilidades de repetir su compra en otro momento y estará incentivado para dejar una buena opinión o testimonio sobre la empresa o producto en foros y redes sociales. Pero, además, el algoritmo de Googleconcede mucha importancia a la experiencia del usuario en cuanto a tiempo medio de visita de un sitio y porcentaje de abandonos.

Adaptativo, responsable, flexible. En la era del eCommerce y del smartphone es aconsejable que las empresas inviertan en socializar sus webs corporativas con un diseño que apueste por el usuario. Creando o adaptando sus antiguas páginas a un diseño web “a medida”, que posibilite una óptima navegación, visualización, lectura y compra. Para estar a la última y ser el número uno, es imprescindible que toda web corporativa dé el salto al responsive design.

 

Comparte en tus redes sociales...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Los comentarios están cerrados.