Actualmente el rendimiento de la web es un factor que Google tiene muy en cuenta a la hora de posicionar una web en el buscador. Ante esto, es fundamental manejar herramientas que nos ayuden a visualizar cual es la velocidad de carga de nuestra web y como mejorarla. ¿Cómo hacerlo? Google Pagespeed es una manera sencilla y por eso queremos hablaros hoy de ella.

El Test de velocidad de PageSpeed Insights es una herramienta que calcula e indica el tiempo de velocidad de carga de página. Tan solo tienes que ingresar la URL que quieras comprobar, pinchar en analizar y listo. Los resultados se pueden ver tanto en versión móvil como en escritorio.

 

 

 

Actualmente, Google se ha enfocado en darle mejores posiciones a las páginas con mejor velocidad de carga. Esto se debe a que los usuarios pueden verse afectados por esta. Si la página tarda en cargarse es probable que se vaya a la competencia.

¿Qué mide Google Pagespeed?

El rendimiento de un sitio se refleja tanto en la rapidez de la web, como en su peso y la descarga de archivos; todo influye en la evaluación que Google hace. Por tanto, se podría decir que PageSpeed mide la experiencia de usuario completa.

El resultado que se nos muestra en el análisis es una puntuación de 0 a 100 para realizar una evaluación aproximada y comprender el rendimiento en unos segundos.

Dependiendo del punto de mejora del que parta la web, te mostrará diferentes iconos.

  • El triangulo rojo indica que es necesario una mejora rápidamente. La web va lenta.
  • El punto naranja muestra que debes empezar a considerar arreglar ciertos puntos
  • El círculo verde indica que necesitas mejoras, pero menos importantes y considerables.

3 factores con alto potencial de optimización

Optimización de la imagen

Las imágenes suelen ser el mayor recurso de un sitio web  y en la mayoría de ocasiones son demasiado grandes, tienen un formato incorrecto y, por tanto, también se nombran incorrectamente. Todo esto afecta a la velocidad de carga y Google penaliza a la hora de posicionar.

En tiempos de imágenes de alta resolución, es extremadamente importante comprimir cada imagen individual antes de cargarla en un sitio web. Te lo agradecerán los usuarios y Google te verá con mejores ojos.

Un buen caché

El almacenamiento en caché del navegador alivia la transmisión de datos desde el servidor al cliente, lo que a su vez aumenta la velocidad de carga. La caché solo funciona de manera óptima si el navegador sabe cuánto tiempo guardar los archivos. Por tanto, los archivos de un sitio web deben tener una fecha de caducidad.

Los servidores

Algunas plataformas de alojamiento pueden ralentizar el acceso y el tiempo de carga. El problema se puede resolver reservando más energía o moviendo el sitio web a un servidor dedicado.