¿Tienes una página web o estás pensando en crearla? Si estás interesado en tener presencia en la red, existen diversos aspectos a tener en cuenta. Por ejemplo, puede que hayas oído alguna vez la palabra hosting pero no conozcas su significado, o tal vez no te suena de nada el término… en cualquier caso, ¡es hora de descubrir a qué se refiere!

Como nuestra intención es que cualquier persona que visite nuestro blog comprenda de qué se está hablando, no entraremos en especificaciones ni incluiremos detalles técnicos. Simplemente ofreceremos unas breves pinceladas para poder entender lo básico. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el hosting?

El hecho de que al hosting también se le llame “almacenamiento web” tal vez te aporte alguna pista sobre su significado… Por resumirlo de manera sencilla, podría decirse que el hosting es el espacio donde se guarda la información de tu web. Cuando alguien hace alusión a este término se está refiriendo a un servicio que ofrece la posibilidad de almacenar información a la que se puede acceder en la red.

Ten en cuenta que todos los datos de tu página web tienen que guardarse en algún sitio, ¿no? Bien, pues el hosting permite almacenarlos de forma que siempre estén disponibles. En otras palabras, almacenando ahí el contenido, se puede acceder a tu web en cualquier momento y desde cualquier lugar.

¿Cómo funciona un hosting?

Tu página web está alojada en un servicio de hosting. Este hosting está compuestos por servidores (o máquinas, para que te hagas una idea). Estos servidores almacenan la información de tu web. Cada vez que alguien busca tu web, el servidor que contiene los datos de tu página envía los datos y le permite acceder esta información.

Dicho de forma sencilla, el hosting guarda la información de tu sitio web y la muestra cada vez que alguien la busca en Internet. Si el contenido de tu página no estuviese alojado en un servidor, los usuarios que buscan tu dirección no podrían acceder a tu web.

¿Cuál es la diferencia entre hosting y dominio?

Si bien ambos términos guardan relación con tu sitio web, cada uno hace referencia a un aspecto diferente. Así, tienes que tener en cuenta que mientras que un hosting es el espacio donde se almacena la información de tu web, el domino simplemente es la dirección de esa web.

Esta comparación se puede ilustrar de forma muy sencilla con un ejemplo: el dominio de esta web es https://www.dacontenidos.com/, mientras que el hosting es el servicio que permite poder acceder a nuestra web cuando nos buscas en tu navegador.

Si quieres informarte un poco más sobre los distintos tipos de dominio, puedes pasarte por este post.

En el mercado existen diferentes empresas que permiten el hospedaje de tu web. En DaContenidos, por ejemplo, valoramos las necesidades y requerimientos de cada cliente y ofrecemos interesantes soluciones para alojar tu página web. Además, los servidores que componen nuestro hosting incluyen un certificado de seguridad que garantiza que la transmisión de los datos entre servidor y usuario esté totalmente encriptada. Es decir, que nuestro alojamiento asegura total garantía y confidencialidad.

¿Quieres más información? ¡No dudes en contactar con nosotros!